urgencias

Simplemente mirando los pomos de las puertas de los servicios de mi oficina uno sabe (o intuye, cáspita) si están ocupados o no (High Technology).

A pesar de lo complejo que pueda resultar y aún a riesgo de que no se comprenda (vera veratis), voy a tratar de explicarles en qué consiste el engorrosísimo sistema visual que han Inventado + Desarrollado los hijos del Averno para que nos enteremos de algo tan elemental (crucial, claramente) como es aquello de si un cuarto de baño está o no ocupado.

Atiendan bien, compañeros, que el Código de Da Vinci parece un puzzle de tres piezas comparado con este brillante despliegue técnico, oh, intrincado procedimiento de precisión y ajuste:

Si lo que se ve junto al pomo es una franja de color verde... síp, quiere decir que se puede pasar a efectuar el desbroce oportuno. Si por el contrario la mencionada franja es de color rojo... adivinen, especulen, piénsenlo... en efecto, el mensaje, una vez desencriptado, viene a decir que el servicio está ocupado.


¡Rayos y truenos (pensarán ustedes, mal hablados), pero si utilizan un sistema muy similar al de los semáforos!, pero... ¡si quizá se parezca al de los aviones, los barcos, los servicios públicos y demás historias que ahora no recuerdo!

En efecto. Síp. Pero hay un tipo que no lo entiende. Non capito. Niente (nientes mas que hablas). Y es que es tal la virulencia con la que trata de echar la puerta abajo, es tal el énfasis y la ilusión que le pone, que mas de una vez ha conseguido en mí el desagradabilísimo mictionis interruptus.

Y sí, el cachivache estaba rojito. A éste pobre ser le da igual el colorcico del pomo... y hay labores que uno debe realizar en el mas estricto de los silencios. Ñas.

Y yo ya no sé si es que constantemente se está meando (uff) o si es que es más daltónico que aquel mítico César Sarachu (magia previa a Cámera Café).


12 comentarios:

Jaime dijo...

Quizá lo hace el pollastre en cuestión es vigilarte constantemente y tratar de asaltarte cuando más indefenso estás... véase con los pantalones bajados.

Si no puedes confirmar con jose si semanjante confsión de colores es posible, a lo que además habría que buscar un posible dislexia en caso de que aparezca la tan temida palabra "ocupado" cuando uno tiene que enviar un "fax" urgente

Sigues llamando a la gente por teléfono cuando meditas????? Como echo de menos esos momentos

Estrellita Antigua dijo...

what??????
oiga amiguin le deje una tareilla en mi blog, espero que la haga, jejeje

por cierto, llamas por telefono cuando meditas??? jajajaja (amigos estos)

un abrazo ;)

Anónimo dijo...

Tal vez no sea Ramón García, ni viva atrapado en un hombre lobo. No soy daltónico ni disléxico y no apoyo el secuestro por rescate. Eso sí, soy ducho (o bañero- sorry-) en menesteres humorísticos de cualquier índole (smonka lo sabe)así que puedo afirmar que éste ha sido uno de los mejores vídeos que ha parido la madre tierra.

Per secula seculorum.

Gracias por refrescarnos la memoria

Rafa dijo...

Será que ciertos adelantos van muy por delante de la capacidad de asimilación ciudadana.

Jaime dijo...

Tendrás valor de decirme que me actualice Bribón!!!!!!!!!!!!!!!!

Le digo a usted lo mismo que a su santa esposa.

Actualicese oiga, actualicese!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

josemoya dijo...

Necesitaría una buena foto del pomo antes de contrastar la posible confusión de colores. UNA BUENA FOTO, es decir, calibrando los colores y comparando el pantone de la resultante con el pomo físico.

En general, en trenes la línea roja o verde es demasiado delgada, pero aparece un texto explicativo (al menos en esos aparatos que circulaban allá por los 70 y que hace un par de años, cuando fui a Badajoz, seguían circulando). Pero en los trenes el factor color se combina además con el hecho de que la puerta queda fírmemente cerrada.

Joaquín dijo...

¿Has abandonado el mundo blogero?

pepeltenso dijo...

jajajaja, si es que la gente es mu cerrá, jajajaja

•°· NiGHToLoGy ·°• dijo...

Jajajajaja sólo cerrada??? si el problema fuera sólo ese...

Me encanta tu blog :)

Un beso

Estrellita Antigua dijo...

ya puh amiguin, que pasa que no vuelves con tus historias?

PD: lo unico que no me gusta de tu blog es la verificacion de palabras, parecen palabras ocultas :O


Un abrazo :D

Jaime dijo...

Me aburre ustred soberanamente... oiga

Miss Kubelik dijo...

Lo que me he podido reir... En mi oficina los pestillos son más rudimentarios así que el aporreo de puerta es una rutina más...

Besitos de retorno, señor Sinclair ;)